jueves, 9 de octubre de 2008

D-Generation - No lunch (1996)


Desde los Guns and Roses se ha estado tratando de encotrar una banda de rock que llenase el vacío que dejaron Axl y compañía, bandas de la escuela de los Stones, The Who o Aerosmith. Los últimos que parecía que lo conseguirían fueron de The Darkness, pero no aguantaron apenas dos discos y se acabó. Antes fueron Buckcherry los que parecían tenerlo todo para convertirse en los más grandes, pero tampoco lo consiguieron. O los D-Generation, una banda de punk-rock-glam que sacó uno de los mejores discos de aquella época y que todos recibimos como agua de mayo, !menudo disco! Canciones redondas, actitud adecuada, inmejorable sonido y un cantante, Jesse Malin, con todo el carisma necesario para convertirse en estrella.

Del disco poco puedo decir, solo que si no te hace mover el esqueleto debes estar completamente muerto. Lo triste es que la historia se repitió con ellos, y tras publicar un siguiente disco, también se separaron, supongo que víctimas de la presión de la industria, las expectativas creadas de ser the next big thing,... Es duro hoy en día ver a Jesse Malin metido a folk singer, pero es lo que nos ha tocado.

7 comentarios:

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Sólo conozco a Malin como artista en solitario y encima poco. Sabía que había estado en un grupo punketa pero nunca he escuchao nada de ellos. la voz de este hombre no me acaba de convencer pero habrá que echar una ojeada, por el qué dirán.

ROCKLAND dijo...

D-Generation fueron una excelente banda de punk-rock-glam y este disco para mi gusto el más completo. El último flojea un poco. Lo que no soporto es la carrera en solitario de Jesse Malin. Si no fuera porque está el omnipresente Bruce a su lado, sus discos no valdrían NADA!!!
Saludos

sammy tylerose dijo...

Me flipa No lunch! Un perfecto ejemplo de como hacer punk-rock con grandes dosis de melodía sin caer en en el babosismo

paulamule dijo...

Muy buenos D-Generation. Antes daba gusto ver a Jesse Malin, ahora parece un pijo del ala. Y además no soporto a los ultra-fans de Springsteen encumbrándole como si fuera la nueva revelación sin tener ni puta idea de quién se trata. Qué asco. Salud.

Il Cavaliere dijo...

En los tiempos en los que se editó esta maravilla llamada No Lunch nadie podía imaginar que el amigo Malin se asociaría años después con un "estrellón" llamado Ryan Adams.
Saludos.

javistone dijo...

Malin es un folksinger del montón, digno, pero no destaca especialmente. Si no fuera por los amigos que tiene no se le conocería por sta faceta. Debería dejar su acustica, ponerse de nuevo las pinturas e irse a la calla a rockear, que no andamos sobrados de rock stars.
Saludos a tod@s!

Sr. Mondongo dijo...

Hace la pera que no lo escucho y me has dado unas ganas del copón. A ello voy.