miércoles, 16 de julio de 2008

ANMAL: The muppet,.. the legend

Qué puedo decir sobre Animal. Nunca alguien, hablando tan poco, se convirtió en una estrella tan carismática como él. Su sola presencia en la pantalla ha sido capaz de ensombrecer a grandes figuras del show business (qué gran nombre para una banda de rock!) como Elton John, Michelle Pheiffer o al mismísimo Prince.

No lo puedo negar. Soy un fan absoluto de los Muppets o Teleñecos: los días en los que comenzaron a emitir Barrio Sésamo fueron, sin duda, días felices; cuando El Show de los Teleñecos apareció, también me hice un fan absoluto; los Fraguels no se quedaron atrás (al tio Matt le doblaba el mismo que a Homer, no digo más); cuando Canal plus en los 90’s echó numerosos Muppet Shows fui el tío mas feliz del planeta,... y con emule y youtube he visto algunos de los momentos más cachondos y surrealistas de la historia de la televisión. Pero si hay un muppet que se merece comenzar mi lista de grandes ídolos confesos... ese es sin duda... Animal (léase agitando los brazos “A-ni-mal!!!!”).

Animal: Eat the drums!Animal es uno de los primeros personajes del universo Muppet, apareció en 1975 en el segundo episodio piloto de la serie. En “Sex and Violence” aparecía a la batería formando parte de la banda Electric Mayhem, en un sótano y encadenado a la pared, casi nada. The Electric Mayhem son la banda oficial del programa, y aunque en esencia son una rock band 70’s style (Jim Henson se inspiró en el musical Hair para su indumentaria), no tienen problema alguno con el jazz, el blues o el country (que se lo pregunten a Johhny Cash).

Animal necesitó apenas un par de capítulos, varios gruñidos y algún que otro solo de batería para conquistar al público, y es que su estilo a las baquetas, primitivo y salvaje, era puro rock and roll (Los paralelismos con Keith Moon son más que evidentes para el avispado lector de este blog). Nuestro querido y peludo ídolo es un completo baterista que tiene tres formas de tocar: fuerte, más fuerte y ensordecedor! Apenas habla, y siempre con frases cortas y simples ("BEAT DRUMS! BEAT DRUMS!!!", “WO-MAN! ó “Mi…cheeeeeeelle” cuando perseguía encedidísimo a la Pfeiffer) con una voz gutural y de estrella de rock recién levantada, aunque en momentos de completa relajación es incluso capaz de mantener pequeñas conversaciones mínimamente comprensibles.

Su principal mentor, Frank Oz, que es quien le pone “voz” (al igual que al maestro Yoda), se refiere a él con cinco palabras: sexo, dormir, comida, batería… y dolor, aunque ocasionalmente algunas se pueden combinar, como batería y comida, ya que el pobre se confunde con ambas (en inglés le dicen “Beat the drums” y él entiende “Eat the drums”, enorme!). Cuando una vez le preguntan sobre qué prefiere, la comida o la batería obviamente responde que la batería es comida, e inmediatamente comienza a comerse el kit de batería.

Entre sus momentos estelares está el duelo con las baquetas con el afamado baterista Buddy Rich en homenaje al ídolo de Animal, Gene Krupa (nunca uses el nombre de Krupa en vano en presencia suya!), y sobre todo cuando aparece destrozándole los nervios a la que sería la primera gran invitada del Muppet Show, la puertorriqueña Rita Moreno, que ganaría un Tony por su aparición en el programa (ese año ganó Oscar, Grammy y Tony, casi nada!), intervención que cambiaría el rumbo del mismo, ya que debido al gran éxito y a la calidad del resultado, los invitados a partir de ese momento dejarían de ser segundones, para poder elegir a quienes quisieran, pues las más grandes estrellas del star system se pegaban por participar (la lista es literalmente interminable: Vencen Price, Peter Sellers, Johnny Cash, Charles Aznavour, Steve Martin, Alice Cooper, Peter Ustinov, Rudolf Nureyev, Dizzy Gillespie,Liza Minnelli, Diana Ross, James Coburn,... por poner los más clásicos).
Y aunque su vida está definitivamente a unas baquetas, su avidez por las mujeres tampoco se queda atrás. Como ya he comentado antes, su acoso a Michelle Pfeiffer es histórico (tengo una sobrina que se llama Michelle y no puedo evitar llamarla igual que Animal a la actriz, “Mi…cheeeeeeelle!!)”.

Sobre Animal podría poner decenas de momentos memorables, y podría tratar de explicar la razón por la cual a ese engendro salido de la mente de Jim Henson es tan querido (en la película The Commitment, cuando al nuevo batería se le pregunta por sus influencias, él responde “Animal, de los teleñecos!”). Lo mejor que puedo hacer es desempolvar mis viejas cintas VHS y echarme una tarde de sesión Teleñecos.
Tío, no se te ocurra molestar a Animal,... come cristales!”.
Frank Oz.

8 comentarios:

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Claramente uno de los baterías más influyentes de la historia del rock (aunque los críticos se niegen a reconocerlo)

javistone dijo...

Sin duda alguna, esquimal, sin duda alguna!

Mr. Mojo dijo...

y yo q creia q el mas grande era keith moon y resulta q es este puto muñeco!!

javistone dijo...

OJO, este "putp" muñeco tiene mas carisma que el 99% de bateristas del mundo mundial que se quedan siempre en tercer lugar en las actuaciones!!

Sr. Mondongo dijo...

Joder, joder, que grande y que recuerdos!
Sin duda tenía carisma.

Salutti

Mondongo

Rodrigo Manrique Llamazares dijo...

Estoy seguro de que fue la rana Gustavo la que le enseñó esa fabulosa técnica musical. Lástima que que no se le reconozca su aportación y que se tuviera que contentar con con esa cosa llamada Peggy. ¡Qué poca justicia hay en el universo de Jim Henson!

javistone dijo...

La rana Gustavo, o Kermitt, es un tipo entrañable, pero con bastante poco carisma, solo una rana como esa puede enamorarse y dejarse mangonear por una puerca! Jejeje,... joder, enormes los teleñecos.

"EnLaCuerdaFloja" dijo...

ANIMAAAAAAAAL

Eres un animal

felicidades por los post
felicidades a los teleñecos

desde una nave perdida en el desierto


SALUDOS