lunes, 20 de marzo de 2017

Chuck Berry DEP.


Hace aproximadamente unos diez meses escribí un post que a priori podía parecer un poco cenizo. En él trataba de agradecer en vida a todos aquellos ídolos que aún estaban entre nosotros y que irremediablemente acabarían faltando, más tarde o más temprano, sabiendo que en algún momento debería recurrir a su revisitación. Uno de ellos era evidentemente Chuck Berry. Alguien que se va de este mundo con 90 años se le debería decir adiós con más respeto que lástima, pero Chuck Berry fué el origen de prácticamente todo en esto del rock & roll. Podríamos teorizar durante horas sobre quién fue el auténtico pionero, quién fue la piedra angular... Mi idea la tengo clara, Chuck Berry lo creó y luego Little Richards lo expandió y los chicos blancos lo popularizaron. Chuck Berry fué el big bang de todo esto, un "esto" que cambió el signo de los tiempos, que provocó un proceso irreversible que cambió sin duda el mundo. El mío sin duda no habría sido nada sin el rock, por eso a Berry lo tendré siempre como padre de todo, el punto de inflexión en el que el blues se convirtió en rock and roll. 

No quiero entrar demasiado en el Chuck Berry persona, mejor quedarme en el músico-creador-pionero. Como persona demostró ser un miserable hijo de puta, y sus últimos años, décadas en realidad, fueron entre lastimeras y vergonzosas. Pero dicho esto (difícil no olvidar su lamentable escándalo de las grabaciones), no puedo dejar de pensar en todas esas canciones que nos han acompañado desde que aterrizamos a este mundo. Desde ese irrenunciable "Johnny B. Good" (con 11 años decidí sin lugar a dudas colgarme una guitarra tras ver Regreso al futuro...), "Route 66", "Rock and roll music", "Roll over Beethoven"... sus canciones lo han impregnado todo, que se lo digan a Uma Thurman...

En cualquier caso, Chuck Berry, gracias por tu música... Gracias por el rock & roll. DEP.