martes, 20 de mayo de 2008

Grandes clásicos (I): Free - Tons of Sobs (1968)

Desde hace tiempo he querido escribir sobre algunas bandas especiales para mí, algunas con discografias que he exprimido minuto a minuto hasta límites casi enfermizos. O quizá sobre discos concretos que me han volado la cabeza sin que nadie me hubiera prevenido sobre lo que se me venía encima. Pienso ahora mismo en Mongrel de Bob Seger, o sobre este disco que comienza mi personal homenaje a algunas bandas de los 70's que se han convertido en pocos años en imprescindibles en mi vida y en mi forma de comprender el rock and roll. El disco, en efecto, es "Tons of Sobs" de los británicos Free. Joder, Free deberían estar valorados como una de las más grandes formaciones de la historia, piezas fundamentales de todo lo que vendría después, y sin embargo con un poco de suerte algunos sabe que los que interpretan allright now se llaman Free. Todo cristo conoce a los Led Zepellin o Black Sabbath, pero cuántos han escuchado discos de los Small Faces, la Jeff Beck Band o de los mismos Free? Pues pocos, para qué nos vamos a engañar. Hace poco en una boda a la que tuve que ir, de estas faraónicas, en un estado suficientemente lamentable conocí por casualidad (en la barra, claro) a un tipo que conocía a los Free y que tenía un disco, joder, !le di un abrazo! Si es que uno tiene su corazoncito, y cuando le tocan la fibra sensible... pasan estas cosas. Free son de esas cosas que uno no dudaría ni un instante en defender con los puños ante quien hiciera falta.

Bueno, a lo que vamos, Tons of sobs, estamos en 1968 y Free debutan con un joya de blues rock sucio que apesta a alcohol, sexo y carretera, y donde nos encontramos a cuatro tipos que apenas llegan a los 20, que van más allá en la british invassion de los 60's, Paul Rodgers (la voz del rock, Chris Robinson dixit), Paul Kossof (guitarra, un genio fugaz) , Andy Frasier (genio precoz, solo tenía 16 años cuando publicaron el disco y sus lineas de bajo son fundamentales en toda la carrera de la banda) y Simon Kirke destrozando la batería.

No puedo comentar demasiado sobre el disco, solo que cualquiera que tenga un mínimo de afecto al rock debería levantar un altar a esta banda y a este disco en particular, así que si no lo conocéis, escuchadlo inmediatamente. Ya me lo agradeceréis luego.


Y esto solo es el principio, próximamente seguiremos con los dos siguientes de Free con los que Tons of Sob forma una santa trinidad de auténtico rock n' blues.

7 comentarios:

Adso dijo...

Todo lo que hizo FREE es mágico, de hecho es una de mis bandas favoritas. Siempre me he preguntado por qué se le menciona tan poco en la historia del rock, siempre a la sombra incluso de BAD COMPANY, gran banda pero inferior en mi opinión. Todos los discos de FREE son maravillosos. "Tons of sobs" sorprende por su crudeza (¡increíble THE HUNTER!) en una banda que destacaría por su elegancia. Me encanta la voz de Rodgers y la guitarra de Kossoff, sin menospreciar bajo y batería, y sobre todo, esas increíbles canciones. Y ojo a navegantes: Con FREE no basta con el típico "Greatest hits". Hay canciones muy poco conocidas que son grandísimas. Se me ocurre ahora, por ejemplo "Guardian Of The Universe", que me encanta.

javistone dijo...

Bien por ADSO, definitivamente... tienes buen gusto! Yo ahora mismo citaría dos de "Free", posiblemente mi disco favorito: Woman y Songs of yesterday. Eso es insuperable. Yo opino igual, Free deberia ser citados como una de las mas grandes fomaciones de la historia de la música, pero nadie habla de ellos (Chris Robinson los citaba a todas horas en los 90's), incluso menos que Bad Company, que efectivamente sus dos primeros discos son fantásticos, pero claramente inferiores (Paul Rodgers nunca volvería a cantar como solia hacerlo con Free, Chris de nuevo).
Los tres primeros discos de Free deberian ser enseñados en la escuela.

Alba dijo...

Yo como siempre los comentarios los hago a "deshora" sin embargo, tenía muchas ganas de compartir ésto, porquè me siento muy identificada con el hecho de que nadie conoce lo que escucho cuando no debería ser así. Vosotros aun tenèis a gente de vuestra quinta que conoce o le suena "free" y a mucho estirar "bad company" quizás uno de cada mil. Pero con 19 años y siendo chica...el panorama està desertico. Y la marginalidad en lo que respecta a lo musical es más que deprimente...ains!

Tenesse Rose dijo...

La de arriba soy yo...que esto de conectarme no me iba. Venga un saludo!

javistone dijo...

Bueno, ese comentario lo podria haber hecho yo y habria encajado perfectamente. Así hemos vivido muchos en este país, pero créeme, ahora con internet es mucho más sobrellevable ese tipo de soledades, y ya no te cuento la capacidad de acceder a discos y músicas que antes del mp3 breakdown era ciencia ficción. Pero vamos, que te comprendo al 101%, es muy desesperante sentir la música como si fuera el aire que respiras y no poder compartirlo con la gente que te rodea. Yo ya aprendí a vivir con eso. Por cierto, no sé qué edad me echas, pero cuando free y bad company triunfaban con paul rodgers... yo aun no habia nacido! ;-)
Saludos y mucho ánimo. Esta es tu casa, by the way!

Felipe Mondaca dijo...

Generalmente no comento en los blog donde voy a robar links Jajaja, pero tu comentario me ha sacado una sonrisa. Comparto todo lo que dijiste, qué tremenda banda que es FREE. Todo lo que hicieron es mágico y es una pena que sean tan subvalorados. Saludos

javistone dijo...

Hace cinco años de este post, pero sé bienvenido Felipe! Me temo que el link ya no va, pero se agradece el comentario aunque solo vinieras para bajarte el disco! Y sí, efectivamente, Free son una de las bandas mas infravaloradas de la historia.
Saludos.