martes, 14 de noviembre de 2017

...y esto se acabó, amigos.


Ahora que este viaje va terminando creo que es el momento indicado para sentarnos a hablar de él. Hasta ahora, todo mi discurso ha versado sobre el proceso en sí, el cómo se intentaba llegar a ese punto. Ahora, ese punto ya queda atrás, y son la experiencia y la distancia quienes hablan.

Ha sido un viaje intenso, extraño, liberador. Nadie me pidió que lo hiciera, y nadie me dijo lo contrario, muchos me escuchaban como el loco que quiere atravesar el mar con una barca a remos, simplemente decidí hacerlo y montar toda una película a su alrededor. Película que terminó con su presentación rodeado de amigos, de los de verdad, de los que siempre están ahí pase lo que pase. De esos que están cuando sufres pero también cuando quieres contar algo. De esos en los que veías en sus ojos el brillo del orgullo y satisfacción de que su amigo o su hijo o su primo… estuviera allí delante, en un precioso patio andaluz rodeado de historia y enredaderas, reuniéndolos a todos para dar su pequeño aporte al mundo, un mundo que rara vez se para a escuchar, pero que ese día, sin duda, lo hizo.

"Javistone, Diez años de Blog & Rock", el proyecto, se inició como homenaje al blog y a todo lo que ha representado para el que suscribe. Diversión, intensidad y sobre todo una ventana al mundo donde antes no había nada. Algo que terminó convirtiéndose en algo más, una especie de ser independiente que cobró vida propia y a través suya empujó a su propio creador, enfrentándole a decenas de momentos en los que estuvo a punto de tirar la toalla. Y a momentos en los que apenas se reconocía a sí mismo consiguiendo ir mucho más lejos de lo que habría llegado a imaginar.

A finales de año y con una segunda edición en marcha en forma de pequeña tirada extra, puedo afirmar que ha sido un viaje maravilloso, en el que hay tantos momentos grabados a fuego que no sabría por dónde comenzar. Desde maquetar y maquetar con mi hija de dos años sentada en mi regazo como si desde su fuero interno hubiese querido observar ese lento y mágico proceso; el momento en que abrí las cajas con lágrimas en los ojos de emoción; las palabras con las que mi buen amigo Miguel me presentó aquella tarde; el tacto de cada página al pasarla y verme a mí mismo en ellas; la sensación de haber sido capaz de llevar adelante esta bendita locura sin más ánimo que el amor al arte; ver a Julio y Búho en escena simplemente por amistad; la cara de admiración de Lucía al sentarse a mi lado en la firma de ejemplares… y sobre todo, el orgullo de haber hecho lo que quería, tener un libro, mi libro.


Gracias a todos.


5 comentarios:

Takito de Frijol dijo...

Enhorabuena!!!!

sammy tylerose dijo...

¿Estamos ante una despedida? Espero que no, que nos sigamos leyendo, ni que sea de vez en cuando. En cualquier caso, enhorabuena por ese libro!

javistone dijo...

Sammy, amigo, es una despedida, sin duda, pero del libro, de un año realmente intenso en el que el libro ha sido protagonista principal de mi día a día. La presentación de hace unos dos meses (tengo pendiente editar el vídeo pero es que no tengo tiempo para todo) fue el punto álgido. Ahora que se acaba el año y he recibido una segunda edición (ya no habrá más, lo juro) y como decía, el video de la presentación no ha salido aún , necesitaba escribir esto, una despedida a este, "el año del libro". El blog seguirá, ya es parte indivisible de mí (lo cuento en el prólogo del libro) y escribir pues igual. Además, con el tema de la revista digital que hemos montado el trabajo (y el disfrute) es doble. Así que sí y no, es una despedida, pero el blog seguirá, a su ritmo, como siempre.
Saludos!

Johnny JotaJota dijo...

Mi más sincera enhorabuena. Abrazos.

javistone dijo...

Gracias Johnny... no ha estado nada mal.