viernes, 21 de octubre de 2016

Entrevista a Jose Antonio García, 091: “Si lo hacemos, es para pasarlo de puta madre, y si no, no la hacemos”.


Puedo afirmar que esta semana he disfrutado de la que ha sido la mejor entrevista que he realizado nunca. Charlar durante casi una hora con Jose Antonio García, cantante de 091, no es algo de lo que puedas presumir todos los días. Una charla amena, relajada y muy honesta, en la que Jose Antonio nos cuenta qué ha supuesto este año en su vida. Una entrevista mayúscula, excesiva, sin duda, pero que me siento obligado de transcribir en su totalidad para que, de la mejor forma posible, podáis ser partícipes de esta fabulosa charla que tuve con quien es uno de mis grandes referentes en el rock. Una entrevista con la que los cantos de sirena me hicieron plantearme que sería factible verla en revistas que juegan otra liga, pero.... finalmente, entiendo que debo a este blog, que es el vuestro. Gracias  a Jose Antonio y a Lola, de Riff, por su paciencia.

Qué tal Jose Antonio, nos conocimos en Granada hace un par de años en la tienda donde trabajas, fui con Jesús Sánchez que te acercó la biografía sobre Miguel Ríos que había escrito.

Ah, sí, me acuerdo…

¿La llegaste a leer?

Sí, sí… lo leí, sí.

Te gustó? A mí me gustó mucho, no me imaginaba esa capacidad de escritura de Jesse.
Si, la verdad es que yo tampoco había leído nada de él y me sorprendió.

Bueno, con la perspectiva que te da estar al final de la gira, cómo crees que ha ido este comeback, cómo ha ido todo. ¿Os habéis sentido como Elvis cuando regresó en el 68?

Bueno, jajaja…la verdad es que yo no sé cómo se sintió Elvis, pero a nosotros nos ha sorprendido todo los que nos ha ocurrido este año, porque el tema de la vuelta era como un tema de celebración, del aniversario de la despedida de los 091, era como un aniversario que queríamos celebrar, no teníamos una ambición de hacer gran cosa. Esperábamos hacernos unos cuantos conciertos, pasárnoslo bien, juntarnos la banda, estar de nuevo juntos y poco más. Y la verdad es que nos ha sorprendido la cantidad de gente que de repente ha emergido no se sabe muy bien dónde, ha salido de las alcantarillas o yo qué sé, no sé de dónde ha salido tanta gente, ha sido increíble. Y no ya nuestro público, sino otro público que no conocíamos, los hijos de nuestros fans…

Da la sensación de que vuestro público se ha reproducido.

Si, ha sido una cosa que nosotros nos hemos quedado... claro , muy contentos, pero nos sorprendía esto que nos estaba pasando, nos preguntábamos que cómo era posible que nos pasara esto, que llenemos dos noches una plaza de toros y antes íbamos a una sala y costaba llenarla.

Me imagino que iniciar como iniciasteis con varias noches llenando en Madrid (aunque el primero fue en Logroño) debe impresionar, ¿no?

Nosotros es que al principio íbamos a hacer una noche en la Joy en Madrid, el primer concierto. Los fans se quejaban de hecho de que por qué tenían que ir a Madrid, que por qué no se hacía en Granada, ya sabes, las cosas de los fans… pero salió entonces lo de Logroño, un festival en el que se empeñaron en que fuéramos allí, y bueno, pues fuimos. Pero en principio el primero era el de Madrid, en la Joy Eslava.  Pusimos las entradas a la venta para un día y nosotros no pensábamos que fuéramos a llenar la Joy, la verdad. Pusimos un día, se  llenó, la agencia decidió poner otro día, se llenó, se decidió poner otro día…y se volvió a llenar. Se llenaron los tres días, nosotros no lo entendíamos… Cuando nos fuimos a Logroño ya sabíamos que íbamos a tener tres días en Madrid.

Un shock…

Sí, claro, tres días seguidos y yo pensando, bueno, me tengo que cuidar, porque no sé lo que me puede pasar tres días con la voz tres noches seguidas. Entonces tuve que cuidarme, hubo gente que se quejaba porque no le saludaba, pero es que terminaba y me iba corriendo al hotel, para cuidarme y aguantar los tres días del concierto. El sábado fue impresionante, los tres días lo fueron, pero el sábado midieron los decibelios y el público dio solo tres decibelios menos que nuestros equipos.

¿De verdad?

Sí, fue impresionante, la gente cantándolo todo, de verdad nos quedamos diciéndonos “Dios esto qué es!”


Entonces comenzasteis a daros cuenta de lo que se os venía encima.

Sí, sí… nos dimos cuenta de que la gente estaba deseosa de vernos, para nosotros  era como un sueño cumplido, como una recompensa que nos ha dado la gente, que nos ha dicho que eramos buenos y que querían darnos una recompensa.

¿Sois conscientes de lo importante que es vuestra música para tanta gente? ¿Esta gira os ha dado una nueva perspectiva de lo que ha sido y es 091?

La verdad es que sí, nos ha dado una nueva perspectiva de lo que ha sido 091 para la gente porque nosotros sabíamos que teníamos unos seguidores muy fieles, seguidores que además han estado metiendo a otra gente dentro de la banda, que ha dicho escucha esto y se han metido. Hay mucha gente que no nos había visto nunca y que se han enganchado por alguien que le ha puesto discos. Y la verdad es que sí, nos hemos dado cuenta de la importancia que hemos tenido, hay gente que nos dice que les hemos quitado veinte años, nos habéis hecho volver a cuando teníamos 20 años. La música tiene eso, se te queda marcada una época concreta que te marca. Creo que eso es lo que le ha pasado a la gente, que lo ha tenido ahí grabado y ahora al hacer esta gira, se ve que la gente lo ha sacado todo, ha eclosionado todo…

Si, además…

Perdona que te interrumpa, es que además con un agravante, y es que los discos de los cero no se habían re-editado nunca. Era una cosa que nos hemos estado preguntando, cómo ha podido seguir viva esa llama de la gente con los cero si iban a buscar discos y no había nada. Ahora sí, ahora los han reeditado todos. Tú ibas a una tienda, en saldos…lo que sea, y no existían.

Precisamente me ha sucedido con un amigo de Madrid que hace veinte años no tenía ningún interés por los 091 y durante este tiempo de tanto escucharme hablar de vosotros, de escuchar vuestras canciones se ha enganchado y ahora está yendo a vuestros conciertos y se emociona como uno más.

Claro…. Si… eso es.

¿Cómo os habéis sentido al volver a coger la carretera como banda, compartir escenario, tiempos muertos…  ¿Qué diferencias habéis encontrado respecto a vuestras giras de antes de separaros…?

Antes íbamos todos en una Peugeot 505, creo que era el modelo, nueve personas, los cinco músicos, el manager los técnicos, íbamos todos, no sé cómo entrábamos todos, imagínate, íbamos con dos amplis de guitarra, el de bajo, la batería, íbamos así a todos lados… ese es uno de los grandes cambios, porque ahora vamos en dos furgonetas, nosotros vamos en una, los técnicos en otra, el equipo por otro lado…

¿Y a nivel humano? Se ha dicho mucho que no os llevabais bien, aunque la realidad que yo percibía era otra…

Mira la gente viene diciendo cosas que no sabe y lo sigue diciendo ahora, y no sé por qué, nosotros nunca nos llevamos mal, nosotros nos separamos conscientes de lo que hacíamos, hasta aquí hemos llegado, y cada uno siguió un camino y nos hemos seguido viendo, pero claro no tanto porque antes estábamos todos los días juntos ensayando, nuestras vidas estaban muy unidas. Luego al separarnos cada uno tuvo su banda y te juntas mas con el grupo con el que estás. Y es que es así, nosotros nunca hemos estado peleados, pero la gente es así.

Yo no lo decía tanto por ese tema es más por las sensaciones en el momento de juntarse con antiguos compañeros.

La verdad….mira, cuando nosotros decidimos hacer esta gira de resurrección, la primera vez que nos reunimos para el primer ensayo, dijimos: “Vamos a sacar unos temas, nos vamos al local, lo probamos, empezamos a tocar y… la primera sensación…  a ver, de entrada vas con miedo porque han sido veinte años y no sabes cómo va a salir todo, como un miedo a hacerlo mal a no  estar al nivel que teníamos los cero. Pero llegas al primer ensayo, yo lo grabé y todo, y resulta que después de veinte años cinco  tíos que se meten en un ensayo y de buenas a primeras, nos  miramos y nos decimos, coño, pero… si esto sigue sonando igual que antes!!

Es como montar en bicicleta…

Si, algo así, tío….fue algo que, bueno, luego en los conciertos estás con el pellizco ese que tienes, de decir, vamos a ver, que tienes una responsabilidad, esos nervios estaban ahí, pero…. Yo concretamente estaba con un pellizco tremendo en Logroño… pero enseguida salí aquello se me quitó y comencé a disfrutarlo, y desde entonces hemos ido a más, es normal tras veinte años sin tocar, pero las canciones que las has tocado siempre hasta tienes los movimientos grabados en la cabeza, tienes en la mente que en una canción en un momento me iba para allá o me tiraba para allá… Y hemos seguido creciendo poco a poco…

Y sobre todo disfrutando, porque se os ha visto disfrutándolo mucho.

Sí, sí… nosotros cuando nos reunimos para hacer esta gira lo primer que dijimos fué “si lo hacemos, es para pasarlo de puta madre, y si no, no la hacemos” y ese ha sido el lema desde que comenzamos, y lo que hemos intentando desde entonces: Disfrutar, divertirnos, beber, comer, charlar, contarnos cosas… en fin, hemos estado muy cómodos, muy a gusto en la furgoneta  siempre charlando… los ratos se nos hacen muy amenos, porque como además hemos estado tanto tiempo sin estar juntos ahora es como que tenemos retraso a la hora de contarnos cosas.

Habéis hecho todos los festivales habidos y por haber…

Esa es una de las diferencias que te quería contar que antes no había y ahora sí, los festivales. Cuando nosotros nos separamos justamente fue cuando comenzaron a surgir los festivales, entonces lo que se hacían eran las fiestas  de los pueblos, salas… no existían los festivales, de hecho nosotros creo que tocamos en el primer Esparrago…o el segundo… pero no había grandes festivales. Claro, ahora hemos vuelto y nos hemos dicho, pero esto qué es… unos festivales con una organización que flipas, unos montajes que dices, coño…

Yo recuerdo haberos visto en una fiesta del ayuntamiento de Jerez en un extrañísimo triple cartel formado por los No me pises que llevo chanclas, 091 y Alejandro Sanz,

Ah, sí…. De eso me acuerdo, eso fue para los 40 Principales…

Sí, si…mítico concierto en el que uno grupo de punkis locales comenzaron a tirarle botellas llenas de orines a Alejandro Sanz…

Efectivamente, comenzaron a tirarle cosas, recuerdo que lo veíamos y nos decíamos, este hombre sale ahí con su guitarra y nos preguntábamos, coño, por qué no le dejan que cante al muchacho…. (risas), estaba ahí tocando… el tío fue valiente…

Pero como dices, antes no había más que estas cosas y ahora hay un festival casi en cada ciudad.

Si, pfff… y además muy bien montado, muy bien organizado… Luego los festivales tienen sus cosas buenas y sus cosas malas…Buenas, que la gente que no te conoce te puede conocer. Luego lo malo es que hay mucha gente que va a los festivales y les da igual quien toque.

JavierPhotoRosa | Music Photographer by Low Festival

Sí, eso es algo que a mucha gente nos echa para atrás con los festivales, mucha gente no va por la música, va por la fiesta.

Hay festivales que sí, que están especializados y llevan rock and roll, nosotros estuvimos en el Azkena y ahí se notaba que la gente iba a escuchar rock and roll…

¿Con qué grupo o artista os habéis sentido más impresionados al compartir escenario? ¿Neil Young? ¿The Who? ¿Los Gipsy Kings?

Con los Who…vimos a Roger Daltrey pasar por nuestro camerino e intentamos ir a hacernos unas fotos con él pero la gente comenzó a tirarse encima y ya no quisimos molestarle. Pero impresiona porque los Who es una de nuestras bandas favoritas. Con Neil Young no coincidimos porque tocó al día siguiente.

Sí, vosotros ese fin de semana creo recordar que tocasteis el viernes en el Azkena en Vitoriay el sábado en el Mad Cool en Madrid…

Si algo así. También tocamos con Robert Plant, que fue impresionante, que veías al tío ahí en plena forma y nos dijimos coño, este tío todavía está bien, eh…

¿Ha habido quejas sobre el set list? Con eso de tocar en festivales el tiempo del que disponéis es apenas de una hora, y me consta que os dejáis cosas como “La canción del espantapájaros”, un amigo que estuvo en el Mad Cool casi rompe a llorar cuando acabasteis y comprobaba que no la ibais a interpretar.

Es que es lo que pasa, en los festivales el tiempo es muy limitado e intentamos quitar las que son más de medio tiempo… no hay otra forma. Todos tienen una canción preferida, pero la del espantapájaros la cantamos siempre, aunque en los festivales es imposible.

Este sábado tocáis en el Interestellar en Sevilla, un festival únicamente con bandas españolas, en el que dominan las formaciones, digamos, “indy”, y vosotros no sois cabezas de cartel y tenéis designada apenas una hora y diez minutos, ¿eso tiene sentido para ti? Para mí ninguno.

Nos hemos quedado un poco alucinados porque nos han metido en muchos festivales entre grupos indy, que bueno, hay grupos de rock and roll también por ahí, como La Frontera,  que tocó en un festival y los pusieron los primeros, y es un cacho de banda, pero los grupos indyes es lo que prima ahí, y…bueno… nosotros hemos sido indies toda la vida.

Sí, pero yo me refiero a lo que se entiende por indy hoy en día, más a un rollo Vetusta Morla y cosas así.

Si, ya… se ha convertido más en un sello. Pero no sé, antes tocábamos con los No me pises que llevo chanclas y ahora con grupos indies. Es que ahora todos los festivales llevan esa línea, no sé… Si te fijas esos grupos tocan prácticamente en todos los festivales…

Cómo ha sido recuperar vuestros discos, debe haber sido difícil teniendo en cuenta que aquellos sellos en los que estuvisteis algunos ya no existen, ¿no?

La verdad es que nos hemos quedado sorprendidos porque las compañías se han puesto en contacto con nosotros… hay compañías que efectivamente ya no existen pero han sido absorbidas por otras. Dro es Warner, creo… Sony es Zafiro… entonces bueno, como se han absorbido, lo alucinante es que al salir esto nosotros decidimos intentar sacar los discos de alguna forma, porque como decía no existía ese material en la calle, nos pusimos en contacto y la sorpresa fue que nos han dado cancha a  que nosotros pudiéramos intervenir. Las reediciones han sido a nuestro gusto, hemos podido cambiar portadas con las que nunca estuvimos de acuerdo… y cosas así. Y al final ha quedado una cosa que… nos ha sorprendido a nosotros mismos. Y ha quedado bastante bien.


 ¿Con qué portadas no quedasteis contentos?

Pues con la de “Más de cien lobos”, por ejemplo, que nos metieron ahí un coche…por decirte una. O con “12 canciones sin piedad”, que había ahí una rallita que no nos gustaba….y se ha quedado la misma portada pero hemos cambiado algunos pequeños detalles… Hemos cambiado los números de sitio…

Quería preguntarte por eso, el orden las canciones de Tormentas lo habéis cambiado…

Si, se han quitado algunas y se han metido otras, porque había algunas que creíamos que eran mejores y no estaban, o que estaban en el cd y no en el vinilo… También por ejemplo, el de “100 lobos”, hemos metido canciones que no salieron en su momento, ha salido la mezcla de Joe Strummer, que nos la había quitado la compañía… Hemos intentado recupéralo todo y dejarlo todo bien dentro de las posibilidades que habían, porque había compañías que no tenían ni el material, ni fotos siquiera.

Supongo que vuestra capacidad de decisión ahora ha cambiado…

No es la misma, hemos ganado con la edad (Risas) Pero claro, antes luchábamos contra eso pero las compañías hacían lo que querían, ahora como somos más grandes hemos dicho “las cosas deben ser así”. Las compañías ahora han cambiado, la gente que las llevan ahora se ha dado cuenta de que el artista es el que tiene el buen gusto y que sabe lo que quiere para su producto.

En algunas declaraciones habéis sido muy cuidadosos para no transmitir ningún mensaje categórico sobre alguna posibilidad futura o no de volver a hacer algo juntos, me imagino que ahora mismo a corto/medio plazo lo que mandan son los proyectos personales de Jose Antonio García y de Jose Ignacio Lapido, ¿no?

Lo que pasa es que después de haber insistido en que no volveríamos nunca entonces ahora qué credibilidad tendrá nuestra palabra, no tendría ninguna. Lo que decimos es que lo planificado ahora mismo es esto, estar un año juntos, tocar y celebrar este año juntos y después cada uno a seguir con sus proyectos. De hecho yo aparqué mi disco porque iniciamos la maniobra de resurrección y Jose Ignacio iba a sacar su disco y también lo aparcó. Así que cuando termine este año trataré de recuperar mi proyecto y de sacar mi disco.

Cuéntame un poco algo de tu nuevo proyecto. Supongo que seguirás trabajando con el Hombre Garabato después del gran trabajo que hicisteis juntos.

Tengo ya un puñado de canciones y me ha ido muy bien con ellos porque son una gente que trabaja muy bien, con muchas ganas de trabajar, además, como músicos nos entendemos muy bien. Y lo que voy a hacer es sacar mi primer disco en solitario, que lo último que hice fue compartir disco con ellos. Los voy a llevar como banda, en lugar de buscar músicos, para que me graben el disco, van a ser ellos. De hecho yo trabajo con Nico, el guitarra de la banda, estoy trabajando con él los temas. Ahora acaban de sacar su disco que se llama “Demonio” y que está funcionando muy bien. Como banda me encantan, las canciones que hacen y el directo que tienen me gustan muchísimo. Lo que haré cuando ellos terminen, o intentando compaginar, yo me los llevaré de banda.


 ¿Vas a tirar de nuevo del crowdfunding para sacar tu disco?

Pues… la verdad es que no lo sé. Lo que voy a intentar es que me lo saque una compañía. Yo es que no sirvo para ese tipo de cosas. Si no queda más remedio pues lo haré. Yo quiero que me lo coja una compañía y me lo distribuya, esos son mis planes. El crowdfunding está muy bien, me ha servido para saber que hay gente que quería que siguiera grabando y haciendo cosas, pero eso conlleva muchísimo trabajo, y claro llega un momento en el que ves que tienes que hacértelo todo y… bueno, sino queda más remedio lo seguiré haciendo, pero… es agotador.

Qué línea tienes pensado seguir, me imagino que parecida a la que llevaste con tu disco compartido con el Hombre Garabato.

Sí, va a ser una línea parecida. No sé si recuerdas las canción “Nubes de colores”, un rollo garaje punk, que es lo que a mí me gusta, esa línea, y tengo ya varias canciones así. Lo que pasa es que también recupere algunas canciones que hice con Jesús Arias, que después de su muerte siempre he querido hacerle un homenaje y estoy barajando en incluir algún tema que teníamos por ahí los dos juntos.

Muchas gracias Jose Antonio, si te veo en el Interestellar te invito a una cerveza…

Perfecto, gracias a ti Javi.


* Imágenes sacadas de las cuentas de Facebook de 091 y Jose Antonio García, así como de la Web de rIFF.

7 comentarios:

Takito de frijol dijo...

Me ha encantado!!!

J Aybar dijo...

Felicidades ... todo esta siendo magnifico en esta resurreccion. Hasta las entrevistas!

Félix González dijo...


Buena entrevista. La vuelta de los cero ha sido lo mejor que ha pasado en mucho tiempo, yo tampoco esperaba algo tan grande, tan bonito y justo para ellos.

nines dijo...

Enhorabuena, es una entrevista muy buena, sincera, honesta y sencilla

Pablo Alcalde dijo...

Antonio Arias no murió, sino su hermano Jesús Arias, es un error escrito, Jose Antonio no creo que se equivocara al decir el nombre, ya que Antonio Arias es el ex 091 y compositor y voz de Lagartija Nick.

javistone dijo...

Tienes razón Pablo, lo había corregido pero debí meter una versión anterior de la entrevista sin corregir eso. Lo cierto es que sí dijo "Antonio", pero no pasa nada, estaba charlando conmigo por teléfono y atendiendo en la tienda a la vez...

Nines, gracias...

Saludos.

Johnny JotaJota dijo...

Estupenda la interviu, Javi. Olé, vivan los Cero!!!