miércoles, 20 de junio de 2012

Mantras evangélicos de liberación o gritos de socorro del subconsciente.

No hace más de dos meses que obligado por las circunstancias hube de iniciar una actividad profesional que nada tiene que ver con lo que he venido realizando, actividad que definiremos de alguna forma... poco cualificada, pero que ante lo complicado del panorama, y viéndome abocado a defender mi patrimonio (básicamente, lo que viene siendo mi familia) con uñas y dientes no he tenido más que aceptar.

Esta introducción tan poco interesante viene a cuento que desde entonces, en mis interminables jornadas vienen a mí canciones, estribillos e incluso fragmentos de series de tv, y como desdibujo en el estrafalario título del post, no sé si es una forma de evadirme repitiéndome contínuamente un mantra liberador, como si entrando en un bucle oratorio una y otra vez, el universo llegase a escucharme y postrarse a cumplir mi petición. O simplemente es mi subconsciente que a falta de actividad mínimamente estimulante, sale a flote desempolvando cualquier cosa que encuentre en ese polvoriento trastero que llevamos ahí dentro en algún sitio. 

La primera de todos y la más evidente. Me sabía la letra completa, pero viene contínuamente a mí el inicio y se difumina, pero el mensaje está claro... "sácame de aquí!!".

 

Esta no sólo viene a mi mente contínuamente sino que da la "casualidad" de que aparece justo antes de entrar en el trabajo. Aquí el subconsciente no deja lugar a duda que estamos jodidos y que necesitamos directamente que alguien nos saque de ahí y nos salve el culo. El  mensaje está claro: "I get ready for the rumble, look over my shoulder and all my friends are gone... Who's gonna save me, who's gonna save me?"


Homer Simpson, como icono de la cultura occidental del siglo XXI ha de aparecer indudablemente. Lo que en la versión original era un canturreo del She works hard for the money de Donna Summer, en castellano de España (desconozco otras versiones en castellano) es un mantra que cualquier trabajador jodido (que levanten la mano) ha de repetirse una y otra veez... "Doy el callo por dinero!!!"



Por último y para no hacer esto demasiado largo (aún más) no puedo evitar acordarme todos los días de las bellas melodías que inspiraron a gente como Trent Reznor o Al Jourgensen, aunque juraría que ninguno trabajó en ninguna refinería ni en ninguna planta industrial de embotellado. En cualquier caso, con ese golpeteo metálico, inerte, repitiéndose una y otra vez... no puedo evitar tenerles muy presente...


En definitiva, una paja mental como otra cualquiera que necesitaba sacar muy afuera.

3 comentarios:

KARLAM dijo...

Animo Javistone! que la música nos acompañe, en los malos momentos también, y sirva de fuerza liberadora, como inspiración o simplemente para sobrellevar las duras jornadas de trabajo.

Un abrazo amigo!!

javistone dijo...

Nada, pajas mentales, Karlam... y tio, ojalá pudiera trabajar con música, no te haces una idea cómo se echa de menos!

Otro abrazo!

LoRbAdA dijo...

Felicidades Javi!! No tengo apenas tiempo ahora pero todo un placer llevar tanto tiempo leyendo tus posts y todo lo que tienes que contarnos que es mucho. Espero que mientras podamos disfrutar de ello, esto dure mucho tiempo, o porqué no... toda la vida.

Un abrazo.