miércoles, 21 de enero de 2009

Grandes clásicos: Dark end of the street

Otra de temas auténticos clásicos. Dark end of the street. Tema escrito en 1967 por Dan Penn and Chips Moman, empleados de Phil Spector, que compusieron en apenas 30 minutos de nada mientras echaban una partida de cartas. Hicieron un break, se sintieron inspirados y se fueron a grabarla a la habitación de un colega, Quinton Claunch, que les dejó hacerlo allí con la condición de que el primero en grabar esa canción tenía que ser James Carr, cantante de su estudio Hi Records. Dicho y hecho, James Carr grabó el tema y se convirtió en uno de sus principales éxitos.

La canción, sobre el amor ilícito de dos amantes que se tienen que esconder, pese a saber que tarde o temprano van a ser descubiertos, es una de las canciones más emotivas que he escuchado nunca, y las versiones que se han hecho son innumerables: Ry Cooder, Aretha Franklin, The Afghan Whigs, Widespread Panic,… aunque personalmente la descubrí en la fantástica The Commitments, la película de Alan Parker sobre una panda de desechos del Dublín pre-revolución económica del país. Una de las últimas canciones del film es una escalofriante versión del tema en la que la voz rota del cantante-protagonista Andrew Strong, y joder, mi hermano y yo nos quedamos helados, yo apenas tenia 15 años y, de acuerdo, era impresionable, pero es que después de todo este tiempo, es una de esas canciones que te han acompañado a lo largo de los años, como una vieja amiga a la que siempre acudir, sabiendo que te acogerá con sus brazos y te susurrará al oído justo lo que quieres oír. Más tarde conocí otras maravillosas interpretaciones de la misma canción, en especial la de los Flying Burrito Brothers o los Afgani Wighs, y en general, todas me elevan al séptimo cielo, y es que… qué gran canción, por dios, qué gran canción.

Mi favorita, con The Commitmets.

La primera, de James Carr.

Y la de los Flying Burrito Brothers,... una maravilla.

5 comentarios:

Bitter dijo...

Me quedo con la de Commitments, además que me encanta esa versión, con esa peli redescubrí el soul y le tengo un cariño especial, son dos Cds que te llevan por un viaje memorable, con versiones increibles, como la embaladísima Mustang Sally.
un abrazo de soul

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

yo no he visto esta peli, tendré que ponerme a ello un día de estos.
¿Te he dicho ya que me encantan estos posts?

javistone dijo...

Bitter, yo evidentemente también me quedo con la de los commitments, aunque los puristas echen peste de la película, a mi me parece una auténtica gozada, un clásico de nuestro tiempo, sin duda alguna. Con 15 años, y pese a lo amargo de la historia, hizo aumentar mis ganas de lanzarme a tocar mi guitarra el hard to handle dia y noche y repetir esos diálogos que me sabía de memoria.
Esquimal, ¿no has visto The Commitments de Alan Parker? ¿A qué diablos esperas? XDD Y gracias por tus palabras, eres el gran fan de este blog!

ROCKLAND dijo...

Una delicia de canción. A mi me encanta la de los burritos.
Saludos

Anónimo dijo...

Una gran canción, sí señor, y de "The Commitments" ¿qué se puede decir hoy en día? Una de las mejores películas de Alan Parker, maravillosa de principio a fin, al igual que su banda sonora. Sí, yo también redescubrí mi amor por el soul por este film, una joya que gana con los años.
CESARPELOPO