jueves, 24 de abril de 2008

Short minded people

Viviendo donde vivo, debería estar acostumbrado a paletos, pijos, remilgados y gentuza que no ve más allá de su obligo, pero... es superior a mí. He estado viviendo en Madrid durante diez años y una de las cosas que más me gustaba era que fueras a donde fueras siempre conocías a gente con la mente abierta, puedes ir por cualquier sitio y nunca te sentirás ni extraño ni diferente. Y eso que uno ni lleva cuarenta pendientes en la cara, ni lleva amplificadores en su jersey ni nada parecido. Pues aquí no, es IMPOSIBLE hacer entender que fuera de este pueblo (sí, JEREZ ES UN JODIDO PUEBLO) la gente no se mata por la feria, las motos, el flamenquito y la puta semana santa. Que hay algo más que los 40 principales, y que todo lo que hay más allá del hit de la temporada no es “para frikis". De hecho, cuando fueron los dos Serie Z todo cristo echaba pestes de los “piojosos” que venían, en el Espárrago todo fueron quejas cuando coincidió con el primer domingo de semana santa (como si les fuera a afectar de alguna manera, ¿quién es más freak, un tio que va a un concierto con una birra en la mano o el grupo de tipos con un cucurucho en la cabeza a lo ku-klux kan?),... Pero si vienen quinientas mil putas motos a dejar todo literalmente patas arriba (entre moteros, gentuza de alrededor y el “todo vale” de las autoridades esto es Sodoma) no pasa nada por que “pisha, mola un guevo”, dioss,... qué asco...
¿No te gusta la feria? Eres un raro. ¿No quieres ir a bailar Bisbal? Tio, qué amargado eres. ¿No sales en ninguna hermandad? Eres un ateo! Un maravilloso sitio para vivir, sin duda. Menos mal que uno sigue teniendo sus discos (de música raaaaraaa... como... Elvis!!! Stones!!! Queeeeen....!), una mujer que la mueve y aún quedan gente interesante por ahí. A los paletos estos los habría puesto yo en primera fila de un concierto de GG Allin para que comprobasen lo que es algo freak de verdad.


Que os den.

Esto, me lo dedico a mí mismo.


2 comentarios:

Profesor Farnsworth dijo...

¡¡Estamos rodeados de tontos!!
Eso es lo que a veces hace la vida de uno más especial. Imagina si fueramos como ellos...

javistone dijo...

No sabes cómo! Desde luego que sí, es terrorífico imaginar que uno tuviera sus mismos razonamientos, sus criterios, su ética,... Son gente que solo saben hablar de la vida de los demás, critican sin saber,... en definitiva, hacen daño sin importarles absolutamente nada, es más, se creen con la obligación moral de decirte lo que sus mentes privilegiadas pueden pensar!
Escoria, en definitiva.