lunes, 10 de noviembre de 2008

Temas clásicos: I put a spell on you

I put a spell on you’cause you’re mine
You better stop the things you do
I ain’t lyin’ No I ain’t lyin’

You know I can’t stand it
You’re runnin’ around
You know better daddy

I can’t stand it cause you put me down
I put a spell on you
Because you’re mine

You’re mineI love ya
I love youI love you
I love you anyhow

And I don’t care
If you don’t want me
I’m yours right now

You hear me
I put a spell on you
Because you’re mine


Vamos de nuevo con otro clásico con vida propia, el mítico y dañino I put a spell on you. El tema fué compuesto originalmente por el gran Screamin' Jay Hawkins en 1956, y que curiosamente tuvo la suerte de interpretar en directo por primera vez en el programa de Alan Freed ni mas ni menos, en el mismo año. El tema se suponía que tenía que ser una especie de balada blues, pero parece ser que las cantidades de alcohol y sustancias psicotrópicas que pasaron por el estudio de grabación hicieron que en vez de una canción de amor despechado aquello pareciera más un blues insano proveniente del averno más profundo, una especie de llanto desconsolado de algún demonio engañado por una víctima que tuvo la suerte esta vez de escapar.

Hoy en día esta versión curiosamente es de las más olvidadas, y es que el tema se hizo enseguida muy popular, a pesar de que las emisoras de radio no querían emitirla por el dudoso contenido de su letra y el lascivo sonido de la voz de Hawkins. Y es curioso como algunas canciones consiguen tener vida propia más allá de la composición original, tal y como vimos en su día en el post dedicado a "Summertime" de George Gershwin, de alguna forma, dejan de pertenecer al propio creador. En este caso los ejemplos son evidentes, Nina Simone se la llevó a su terreno jazzy con una escalofriante versión, mucho más sensual que la original, pero igual de dolorosa. La Credence Clearwater Revival por su parte, hicieron de ella un blues rural sacado de las penumbras de los arrozales del Mississippi, con mucha mala hostia, rabia y fuerza. Y más moderna, la que hicieron Marilyn Manson en su segundo disco (EP, en realidad), posiblemente el cover más dañino de todos, claustrofóbico y sucio. Una maravilla, vaya.

Screamin' Jay Hawkins

Nina Simone

Creedence Clearwater Revival

Marilyn Manson

7 comentarios:

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Me gustan estos posts en los que explicas cómo ha ido evolucionando una canción. Muy interesantes.

Il Cavaliere dijo...

Wow, yo también hablé brevemente de esta canción en mi blog. Todos los adjetivos que se me ocurran son pocos.

saludos.

Mr. Mojo dijo...

curiosamente escuché primero la versión de la creedence y me pareció enorme, después la de screamin' jay hawkins y directamente me quedé sin habla.saludos

eric waits dijo...

Me atrevo a recomendar la version de THEM. Si, el grupo de Van Morrison. Como diría aquel, Listen Without Prejudice ... y me cuentas.

paulamule dijo...

Me encanta la versión de Screemin' Jay Hawkins. Tremenda. Salud.

javistone dijo...

Tengo alguna canción más que tengo pendiente, de esas que te vuelven loco cada una de las versiones que has oído de ella. Me alegro que te guste, esquimal.
Mojo, yo tambien escuché primero la versión de la credence, pero luego fué la de los Manson, y tio, eso es un pelotazo, el cabrón sabía hacerlo bien en aquella época.
Saludos para ti tambien, Paula.
Enga que ya queda menos para los 10.000, birras Duff a todos para cuando lleguemos.
Eric, ahora mismo le echo una oreja a la versión de THEM.

Bitter dijo...

La Nina Simone rules, yeeaaah!!