lunes, 26 de mayo de 2008

Grandes clásicos (II): Free - Free (1969)

Apenas ha pasado un año desde que estos cuatro melenudos ingleses hubieran editado su primer LP, el incomensurable "Tons of sobs". Y sin embargo ya tienen en el mercado su segundo disco de nombre homónimo, "Free". El resultado pese a las tensiones internas es comparable a la afrenta blues-rockera de su predecesor. Temas como I'll be creeping, Songs of yesterday, Broadday light o la terrorífica Woman resuenan en tu cabeza desde la primera escucha. Un disco de trago largo, seco, denso, sucio,... Paul Rodgers canta como nunca, poseído por el espíritu de algún bluesman errante, Paul Kossof afila cada una de las notas mientras comienza su perenigraje sin ticket de regreso al infierno de las sustancias psicotrópicas, mientras Frasier se echa el peso compositivo a sus espaldas (ese bajo, ese bajo!!) y Kirke destroza su batería con ritmos primitivos tema a tema.

Joder, una maravilla, el mismo nivel de Tons of Sobs. En mi modesta opinión los dos mejores discos de su carrera, todo es sencillamente perfecto en ambos trabajos. Ni que decir tiene que es de escucha obligada.

jueves, 22 de mayo de 2008

FREEK FEST 2008: LET'S ROCK, DUDES!!!!

Joder, ya hace un año de la primera edición del Freek Fest, cómo pasa el tiempo. Recuerdo perfectamente llegar allí y a pesar del sofocante calor ver muy buen ambiente, con la cerveza Alhambra bien fria esperando, los colegas de la revista Freek histéricos (Tali, allí te dejastes un par de años!) y muchas ganas de pasarlo bien. Conocí a Enrique Bunbury que sorprendentemente resultó ser un tio de lo más amable, aunque igual es que cuando comenzamos a hablar de Elvis y del Million Dollar Sessions al hombre se le encendieron los ojos. Conocí también a los Tiki Phantoms, sin duda la sorpresa del festival, menudos bailoteos nos pegamos!!! Joder, me lo pasé en grande, el ambientazo era cada vez mejor, los Tokyo Sex Destruction la liaron, pedazo de directo señores. Los Messe Chups estuvieron bien, aunque un poco frios. Y luego los Undertones pusieron aquello patas abajo, casi nada.

Y en eso estamos, en apenas un mes volvemos al lugar del crimen y ya hay ganas, y es que esta gente de Freek no paran. Para comenzar se cambia a un nuevo sitio, el Monasterio de la Victoria, a la entrada del Puerto de Santa María, una ubicación acertadísima y un marco inmejorable (y con historia, de allí se fugó el Lute!!), a parte de que no habrá problemas con las putas misas (¿?) como el año pasado. Lo juro, entre el calor, la impotencia (las autoridades eclesiásticas amenazaron con cerrar el festival si no se dejaba de hacer ruido, es decir, tocar, durante dos horas por que molestaban al servicio eucarístico, verídico), y la considerable ingesta de alhambra, me moría de ganas de haber metido un amplificador dentro de la iglesia. En fin.

¿El cartel? Pues cojonudo. No esperéis moderneces y bandas MTV, aquí se viene a rockear, con cojones, si no, te quedas en casita, avisado quedas. ¿No conoces a alguna banda? Pues ya tienes una buena oportunidad para hacerlo! Por lo pronto juro por Homer que The Staggers, Del Shapiros o the Coffinshakers no van a dejar indiferentes a nadie, pero si aún así quieres que te aseguren experiencias fuertes... ahí estarán The Dirtbombs, auténtica dinamita sónica directamente traída desde Detroit, ALGO QUE NO OS PODÉIS PERDER.

Yo estaré allí.
La web del festi: http://freekfest.es/
El cartel definitivo y definitorio:

Entradas ya a la venta!

miércoles, 21 de mayo de 2008

Priestess - Lay down

Redios, cómo me gusta esta canación. Gracias a Mr. Satanaspower por recomendarlos.
Temazo, temazo, temazo!!!!!!!!!!!!!!

martes, 20 de mayo de 2008

Grandes clásicos (I): Free - Tons of Sobs (1968)

Desde hace tiempo he querido escribir sobre algunas bandas especiales para mí, algunas con discografias que he exprimido minuto a minuto hasta límites casi enfermizos. O quizá sobre discos concretos que me han volado la cabeza sin que nadie me hubiera prevenido sobre lo que se me venía encima. Pienso ahora mismo en Mongrel de Bob Seger, o sobre este disco que comienza mi personal homenaje a algunas bandas de los 70's que se han convertido en pocos años en imprescindibles en mi vida y en mi forma de comprender el rock and roll. El disco, en efecto, es "Tons of Sobs" de los británicos Free. Joder, Free deberían estar valorados como una de las más grandes formaciones de la historia, piezas fundamentales de todo lo que vendría después, y sin embargo con un poco de suerte algunos sabe que los que interpretan allright now se llaman Free. Todo cristo conoce a los Led Zepellin o Black Sabbath, pero cuántos han escuchado discos de los Small Faces, la Jeff Beck Band o de los mismos Free? Pues pocos, para qué nos vamos a engañar. Hace poco en una boda a la que tuve que ir, de estas faraónicas, en un estado suficientemente lamentable conocí por casualidad (en la barra, claro) a un tipo que conocía a los Free y que tenía un disco, joder, !le di un abrazo! Si es que uno tiene su corazoncito, y cuando le tocan la fibra sensible... pasan estas cosas. Free son de esas cosas que uno no dudaría ni un instante en defender con los puños ante quien hiciera falta.

Bueno, a lo que vamos, Tons of sobs, estamos en 1968 y Free debutan con un joya de blues rock sucio que apesta a alcohol, sexo y carretera, y donde nos encontramos a cuatro tipos que apenas llegan a los 20, que van más allá en la british invassion de los 60's, Paul Rodgers (la voz del rock, Chris Robinson dixit), Paul Kossof (guitarra, un genio fugaz) , Andy Frasier (genio precoz, solo tenía 16 años cuando publicaron el disco y sus lineas de bajo son fundamentales en toda la carrera de la banda) y Simon Kirke destrozando la batería.

No puedo comentar demasiado sobre el disco, solo que cualquiera que tenga un mínimo de afecto al rock debería levantar un altar a esta banda y a este disco en particular, así que si no lo conocéis, escuchadlo inmediatamente. Ya me lo agradeceréis luego.


Y esto solo es el principio, próximamente seguiremos con los dos siguientes de Free con los que Tons of Sob forma una santa trinidad de auténtico rock n' blues.

martes, 13 de mayo de 2008

Black Mountain, the 70's invassión continues.


Uno de los discos que más estoy escuchando últimamente. Como buen seguidor de la música de los 70's, de los Sabbath, del rollo stoner,... esta banda me tenía que gustar por narices, y en efecto, así ha sido. Las influencias son más que evidentes en un disco denso y con distintos momentos compositivos, diversidad de tiempos y matices. En un momento pareces estar escuchando a una stoner banda al uso como al momento recuerdas a los Deep Purple o a Pink Floyd. Sin duda una de las sorpresas de la temporada. El disco es altamente recomendable, y desde luego, comenzando con "Stormy high",... ya me contarás cómo te vas a resistir.



jueves, 8 de mayo de 2008

Life sucks and then you die.

Pues sí, amiguetes, hoy ha sido (está siendo, aun quedan unas horas) un día de mierda, de esos en los que todo apesta, mejor no entrar en detalles. Y siempre me gustó este animoso lema tan "grunge", no se puede ser más cenizo con menos palabras, juas,... Menos mal que siempre queda lo de siempre, no hay nada como echarse un buen disco a la oreja y voilá! el dia sigue siendo una mierda pero ya no parece lo mismo, durante unos minutos te has sentido que estás a la orilla del Mississippi o teniendo una noche de sex, drugs y rock n' roll, todo muy infantil, pero qué cojones, de eso se trata, no? Bueno, who cares. Y en estas hoy en el coche me he encontrado (la cantidad de cd's que hay desperdigado en mi pequeño vehículo hace que sucedan estas pequeñas maravillas) con el Rid of me de PJ Harvey, que después de una nueva escucha, pues joder, no consigo comprender a la gente que pone al mismo nivel los tres primeros discos de la Harvey. Este está muy bien, se nota la crudeza, la rabia y el carisma latente de la mujer, pero a nivel compositivo no me termina de llegar. Incluso 4 Track demos me parece superior (ah... ese Hardly wait... qué canción!!), pero es que el salto cualitativo entre ambos y el To bring you my love es... sideral, joder, nada que ver!

En fin, al final después de escuchar dos veces el rid of me lo mejor ha sido que al final grabé el dueto que hizo por aquella época con Björk versionando, y de qué manera, el Satisfaction de los Stones. Y he aquí, recordé que una de mis canciones favoritas de esta mujer... venía en la BSO de The Crow II, y sí señores, yo me compré ese cd, cosas peores me he llegado a comprar (algunas son evidentemente inconfesables, cosas de juventud), pero sólo por esa canción ya merecía la compra. Naked Cousin es un TEMAZO como pocos ha escrito PJ, y se nota que era SU momento, ya se sabe, se ve el nivel compositivo de un músico a través de los descartes que hace de sus discos, cuando estos son exageradamente buenos. Por ejemplo, los Pearl Jam de Ten desecharon State of love and trust (su mejor canción quizá?) o Yelow Leadbetter (pfff...).

Todo este ladrillazo viene a cuento que me acordé del tema en cuestión, de lo que me gusta y del tiempo que llevo sin escucharlo, así que nada, un par de clicks y aquí tenemos a PJ Harvey en su histórico concierto en el festival de Glastonbury interpretando Naked Cousin. Si sabéis de algo que supere esto... me avisen.

Y de regalo una actuación mucho más reciente, PJ, su guitarra, su voz, sus santos cojones, carisma, mucho carisma y Rid of me. Sobran más comentarios.

martes, 6 de mayo de 2008

Mike Farris "I'm Gonna Get There"

Lo de este hombre, pues no, no tiene nombre. Con los Screamin Cheetah Wheelies grabó uno de los mejores discos de los 90's, Magnolia, y luego ha sacado un par de discos en solitario que han pasado sin pena ni gloria. El primero lo compré en la víspera de la reunificación de la banda en el Azkena (perdióme aquel glorioso concierto en el que se fué la luz y Farris siguió aullando sin amplificador completamente en trance, momento que se ha quedado en la memoria colectiva musical de nuestra generación), y pude verlo durante casi tres horas en la sala Sol, únicamente con su guitarra, su voz y una cantidad indecente de tabaco y alcohol, concierto que me dejó completamente helado, jamás habia visto semejante demostración de clase, negritud y feeling. Aquel disco, sin ser nada del otro mundo, a mí me encanta. Y sin embargo este nuevo... !me ha dejado frío! No sé si es por esa producción tan limpia o simplemente es que soy idiota integral (teoría muy extendida últimamente), pero me está costando pillarle el feeling, porque canciones y voz con clase hay de sobra. De todas formas, no debo ir muy desencaminado cuando veo esta actuación en directo de Mr. Farris y se me pone la piel de gallina. Un jodido crack.

Hay una anécdota de un lector de Popular 1 que se fué él solito a una especie de festival que montaban en el campo los Screamin Cheetah Wheelies hace años, en plan familiar, y que los tios de la banda directamente alucinaron al comprobar cómo un tipo de España íba expresamente a verlos a ellos, y que lo acogieron como un miembro más de la familia. Joder, cómo he envidiado a ese tio toda mi vida!